Historia de patentes (V) La guerra de las corrientes

Autor

Miguel √Ā. Mart√≠nez (Socio y Experto en Patentes y Marcas)

Publicado

29/03/2023

ūüĎČūüŹĽ La guerra de las corrientes m√°s que una contienda entre patentes lo fue entre dos tecnolog√≠as o formas de ver y entender la generaci√≥n y transmisi√≥n de la electricidad, sector que hoy en d√≠a continua siendo el m√°s importante de la t√©cnica, ya que podr√≠amos asegurar, y cada d√≠a m√°s, que pr√°cticamente todo en el mundo se mueve mediante energ√≠a el√©ctrica. Pero tambi√©n ha sido una guerra sin cuartel entre dos de los m√°s gran- des inventores de todos los tiempos, Nikola Tesla Thomas Alva Edison, que defend√≠an en este campo posturas contrapuestas, mientras que el primero era partidario de que la electricidad deb√≠a de generarse y transportarse en la forma de corriente alterna (AC), el segundo solo conceb√≠a la corriente continua (DC) como √ļtil para todos sus prop√≥sitos. En su d√≠a esta guerra ha tenido tanta repercusi√≥n como la m√ļsica del grupo que se conoce por su acr√≥nimo: AC/DC.

El primer contendiente, Thomas Alva Edison, ha sido a lo largo de toda su vida un investigador infatigable, que trabaj√≥ en campos tan diversos como la √≥ptica, la ac√ļstica o la electricidad y entre sus muchos inventos debemos destacar: el fon√≥grafo, un aparato destinado a reproducir cintas de cine conocido como kinetoscopio, una pel√≠cula de cine con perforaciones que consegu√≠an que su arrastre fuese continuo; pero sobre todo ha sido una bombilla el invento que sin duda le ha otorgado m√°s celebridad.

Edison naci√≥ en Ohio en 1847, era el s√©ptimo hijo del matrimonio y solo acudi√≥ a la escuela durante 3 meses cuando ten√≠a 8 a√Īos de edad, ya que el maestro lo calific√≥ de tonto y consider√≥ est√©ril el tiempo empleado en su educaci√≥n; pero este hecho fue determinante en su vida, ya que su madre se hizo cargo de su educaci√≥n y los resultados han sido m√°s que evidentes. Con 12 a√Īos comienza a trabajar vendiendo diarios y fruta en un tren matutino que iba a Detroit, donde hac√≠a una parada de seis horas, que Edison aprovechaba para pasarlas en una biblioteca gratuita de esta ciudad y en poco tiempo acabo leyendo todos los libros de ciencia que all√≠ hab√≠a, por orden, sin importarle la materia; pero como Edison ten√≠a un esp√≠ritu inquieto y no se quedaba satisfecho con solo leer, comenz√≥ a realizar experimentos bas√°ndose en lo que le√≠a, en un vag√≥n vac√≠o que utilizaba como laboratorio, donde tambi√©n instal√≥ una peque√Īa prensa de mano con la cual comenz√≥ a imprimir tambi√©n el Grand Trunk Herald, un semanario del que lleg√≥ a tirar cuatrocientos ejemplares.

Fig.1. Patente US266793 de Edison
Fig.2. Patente US304082 de Edison

Nikola Tesla, al contrario que Edison que basaba sus experimentos en prueba-error hasta conseguir que funcionasen, era un visionario, sus inventos primero los desarrollaba en su cabeza y finalmente los dibujaba y pon√≠a en pr√°ctica, pero esto no le impidi√≥ crear al menos 112 inventos, de pr√°cticamente todos los campos que abarca la electricidad.

Tesla nace en un peque√Īo pueblo de Croacia y estaba predestinado a ser cura, pero cuando ten√≠a 17 a√Īos contrajo el c√≥lera y antes de curarse, casi milagrosamente, hizo prometer a su padre que lo enviar√≠a a una escuela de ingenier√≠a y no al seminario. Por fortuna el padre cumpli√≥ su promesa y el mundo pudo tener el sistema de distribuci√≥n de energ√≠a el√©ctrica que hoy en d√≠a se utiliza, mientras que la iglesia se qued√≥ sin un cura poco m√°s o menos que antisocial. Estudi√≥ en Austria, y deambul√≥ por Londres y Par√≠s intentando buscar un inversor para su motor de inducci√≥n, con escaso √©xito, aunque s√≠ consigui√≥ trabajo en la C√≠a. Edison en esta ciudad, hasta que decidi√≥ emprender en 1894, como otros muchos de aquella √©poca, el viaje a Nueva York. Una vez en esta ciudad y con las referencias que tra√≠a, el propio Edison estuvo encantado en contratarlo, encomend√°ndole la tarea de poner en funcionamiento un generador de corriente continua (dinamo) con el que llevaba a√Īos intent√°ndolo, sin √©xito alguno. Si obten√≠a resultados y consegu√≠a ponerlo en marcha, el acuerdo era muy prometedor, pero Edison no solo incumpli√≥ el contrato, sino que intent√≥ ridiculizarlo, por lo que finalmente Tesla se marcha de la compa√Ī√≠a Edison, a pesar de que era la m√°xima referente industrial de aquella √©poca.

Despu√©s de haber desarrollado una bombilla funcional, Edison necesitaba poner la energ√≠a el√©ctrica a disposici√≥n de los hogares para que pudieran usar su invento, para lo que funda la Edison General Electric, tomando como socio al banquero J.P. Morgan, esta C√≠a. unos a√Īos m√°s tarde cambiar√≠a su nombre por el actual de General Electric Co. En 1888 Edison ya pose√≠a 120 centrales el√©ctricas, pero cada d√≠a ten√≠a m√°s problemas para ampliar el radio de cobertura de sus l√≠neas el√©ctricas basada en la corriente continua.

En ese a√Īo, de 1888, Tesla lleg√≥ a un acuerdo con George Westinghouse, que dentro de aquel ambiente de finales del siglo XIX era de lo m√°s honrado que se mov√≠a por los sectores pudientes de los nacientes Estados Unidos y que tambi√©n ten√≠a claro que el futuro de la energ√≠a el√©ctrica pasaba por la corriente alterna, que es aquella en la que la magnitud y el sentido de la corriente var√≠an de forma c√≠clica, sinusoidal. La gran ventaja de este tipo de corriente es que se puede transformar su voltaje (reduci√©ndolo o amplific√°ndolo) y por tanto se pueden emplear tensiones bajas/medias en el uso dom√©stico (125/220/380V) y elevadas en su transporte en las l√≠neas de alta tensi√≥n (>1.000V), de forma que como es c√≠clica no se crean derivaciones al suelo y adem√°s no existe pr√°cticamente p√©rdidas de energ√≠a por la resistencia de los conductores.

Por aquel entonces el uso de la electricidad estaba limitado a la iluminaci√≥n, con la bombilla de Edison y a los motores, gracias al desarrollo llevado a cabo por Thomas Davenport muchos a√Īos atr√°s; as√≠ que para que la AC fuera utilizable, tanto a nivel dom√©stico como por la industria, era necesario que existieran motores de corriente alterna, aunque eso no era un problema para Tesla, ya que ten√≠a en su cabeza la idea de un motor de inducci√≥n desde hac√≠a tiempo y lo acab√≥ patentando en 1888 y, entre 1890 y 1892, se le conceden m√°s de 50 patentes de diversos motores y sistemas de transmisi√≥n de la electricidad.

‚úćūüŹľ Cuando Edison comienza a entrever que ha cometido un error que le puede costar muy caro, inicia la que por aquel entonces se conoci√≥ como la guerra de las corrientes y preso de la envidia comenz√≥ primero afirmando que su corriente era inocua, mientras que la corriente alterna mataba, pero continu√≥ montando espect√°culos para des- acreditar la compa√Ī√≠a Westinghouse, aplicando descargas el√©ctricas a animales, tambi√©n le propone a Harold P. Brownreciente inventor de la silla el√©ctrica, aplicar corriente alterna en la misma y as√≠, en 1890, se acaba ejecutando el primer preso con este sistema, en uno de los episodios m√°s lamentables que se haya producido en el sistema penal de los EEUU.

El 4 de enero de 1903 lleg√≥ a grabar con su c√°mara de cine (el kinetoscopio) la electrocuci√≥n de la elefante Topsy, otro espect√°culo espeluznante y penoso, del que Edison fue promotor. Todo esto vino a demostrar que Edison era muy mal perdedor; y actualmente su figura se ha depreciado bastante ya que se le considera tambi√©n como un trol de patentes, porque atesoraba patentes con el √ļnico fin, en ocasiones, de ejercitar acciones de protecci√≥n de las mismas contra supuestos infractores, para obtener un beneficio, sin que tuviera ninguna intenci√≥n de fabricar el producto patentado.

La primera batalla importante fue la Exposici√≥n Universal de Chicago, celebrada en 1893, para la cual se construy√≥ un gran complejo de edificios y parques, y para su iluminaci√≥n compitieron ambas compa√Ī√≠as, qued√°ndose finalmente la empresa Westinghouse con el concurso para iluminar todo el recinto, lo que constitu√≠a un reto jam√°s imaginado en aquella √©poca, pero consiguieron iluminar el mundo, para ello fue necesario construir generadores, motores y transformadores de corriente alterna, los 3 aparatos fundamentales para este tipo de energ√≠a, en su mayor√≠a invenci√≥n de Tesla y esperar que toda la instalaci√≥n funcionase a la perfecci√≥n, como as√≠ fue final- mente. Animados por el √©xito de la exposici√≥n iniciaron el macroproyecto de construir una central hidroel√©ctrica en las cataratas del Ni√°gara, la primera que oper√≥ en el mundo, que se puso en funcionamiento la noche del 15 al 16 de noviembre de 1896, para transmitir electricidad a la ciudad de Buffalo, situada a 32 kil√≥metros de distancia, lo cual romp√≠a definitivamente la distancia a la cual Edison era capaz de transmitir su corriente continua, que era de apenas un kil√≥metro.

Este evento fue el episodio final de esta guerra, en la que solo hubo un vencedor, la corriente alterna, aunque en la pr√°ctica AC/DC contin√ļan existiendo pac√≠ficamente cada una por su lado y para sus propios usos y aplicaciones espec√≠ficas. Despu√©s de 130 a√Īos, la pregunta que tendr√≠amos que hacernos ser√≠a: ¬Ņse mantendr√° este equilibrio siempre?. Por un lado, las fuentes locales de generaci√≥n de energ√≠a el√©ctrica, por ejemplo las placas solares, son en su mayor√≠a de tipo DC y adem√°s, desde el lado del consumo, cada vez son m√°s los aparatos y veh√≠culos que, o bien tienen unas bater√≠as, o bien una fuente de alimentaci√≥n que transforma la corriente alterna en continua, lo que conlleva un gran desperdicio de energ√≠a. Por esto que quiz√°s vaya siendo otra vez hora de replantearnos el futuro, como lo hicieron Edison y Tesla a finales del siglo XIX.

Los inventos de Tesla son la columna vertebral de los sistemas modernos el√©ctricos y de comunicaciones, pero sus inquietudes nunca fueron materiales, ni siquiera afectivas, ya que nunca tuvo ni pareja, ni descendencia conocidas. Terminada esta contienda comienza con el proyecto de crear su propio laboratorio para impulsar uno de sus grandes sue√Īos: la transmisi√≥n de energ√≠a y noticias sin necesidad de usar conductores, pero aqu√≠ se tropez√≥ con dos barreras importantes: por un lado, el sector energ√©tico era un monopolio, y por otro lado, el sector bancario hab√≠a invertido en la compra de minas de cobre, con lo cual acaparaba la construcci√≥n de los cables conductores que serv√≠an para distribuir la energ√≠a el√©ctrica; si ahora pretend√≠a transmitirla por el aire, sin conductores, adi√≥s negocio; por lo que este proyecto no termin√≥ de materializarse en vida de Tesla, que acab√≥ s√≥lo y abandonado. Tras fallecer en 1943, comenz√≥ una campa√Īa de desprestigio tendente a borrar su nombre de la historia e intentar atribuir sus √©xitos a otros, centrando su recuerdo √ļnicamente en su car√°cter exc√©ntrico.

ūüĎČūüŹĽ Edison fue proclamado padre de la electricidad, y Marconi inventor de la radio; pero el tiempo es un juez imparcial que al final pone a cada uno en su lugar; y as√≠, por ejemplo, en 1943, la Corte Suprema de Estados Unidos restablece a Tesla la patente n√ļmero US645576 referida a un sistema de transmisi√≥n de energ√≠a el√©ctrica sin cables; o sea: la que ampara el principio b√°sico del funcionamiento de la radio, la TV, o de los tel√©fonos m√≥viles,…

ūüĎČūüŹĽ Para Edison esta guerra fue su derrota m√°s amarga, ya que le supuso la p√©rdida del control de la empresa que hab√≠a fundado, pero no dud√≥ en centrarse en otros campos de la ciencia (fon√≥grafos, l√°mparas, tel√©fonos, sistemas de d√≠namo, motores, locomotoras, bater√≠a, tratamiento y transporte de materiales, fueron algunos de los asuntos que trat√≥ con m√°s inter√©s) para seguir acumulando patentes, hasta alcanzar la inimaginable cifra de 1084 patentes en los EEUU.