Historia de la Patente Europea con efecto unitario o Patente Europea Unitaria

Autor

iPamark

Publicado

18/11/2022

Historia

La  Patente  Europea,  establecida  en  virtud  del  Convenio  de  Múnich  de  1973,  prevé  un  procedimiento centralizado de concesión de patentes en la mayoría de los países de Europa  (41  actualmente).  No  obstante,  tras la  concesión, una Patente Europea ha  de  validarse en cada uno de los países en los que se pretenda obtener protección, lo que encarece y hace muy compleja la obtención de una patente en la Unión Europea, por los siguientes motivos:

  • En  cada  país  interesado  se  ha  de  presentar  una  traducción  al  idioma  nacional, normalmente a través de un Agente nacional, lo que incrementa sustancialmente los costes de validación, a pesar de que el Acuerdo de Londres ha supuesto una reducción considerable en algunos países.
  • Se han de abonar Anualidades en cada Estado, con costes muy diversos y que en el conjunto suponen un desembolso anual sustancial.
  • Ciertos trámites (transferencias, licencias,…) también se han de inscribir de forma independiente en cada Estado.

La creación de un Patente Comunitaria finalmente no ha sido posible. Su principal escollo lo  ha  constituido  el  régimen  lingüístico,  ya  que  algunos  Estados,  entre  los  que  se  encuentran España e Italia defendieron que la Patente Comunitaria debería traducirse a otras lenguas oficiales de la UE.

Finalmente se llegó a un sistema alternativo: La Patente Europea Unitaria, o tal y como el Parlamento  Europeo  la  denomina  en  los  Reglamentos  aprobados:  Patente  Europea  con  efecto unitario, la cual fue adoptada por medio del mecanismo de “cooperación reforzada”. Este mecanismo de cooperación entre algunos Estados miembros de la Unión (no  todos)  se  pone  en  marcha  cuando  se  llega  a  la  conclusión  de  que  los  objetivos  perseguidos por dicha cooperación no pueden ser alcanzados en un plazo razonable por la Unión en su conjunto. Para poner en marcha este mecanismo han de participar al menos 9 Estados miembros.


Como  consecuencia  de  un  proceso  de  cooperación  reforzada  al  que  finalmente  se  han  unido 25 Estados, quedándose fuera únicamente España e Italia, la Comisión adopta dos propuestas de Reglamentos para la creación de la Patente Europea Unitaria y su régimen lingüístico, así como un Acuerdo Internacional por el que se crea el Tribunal Unificado de Patentes, que son aprobados por el Parlamento Europeo en la sesión del 11/12/2012.

Se esperaba que estos Reglamentos entrasen en vigor el 1/1/2014, o a más tardar en la fecha  de  entrada  en  vigor  del  Acuerdo  sobre  un  Tribunal  Unificado  de  Patentes,  si  era  posterior. No obstante en estos 8 años largos han existido varias vicisitudes que han ido modificando  la  situación,  las  más  significativas:  la  salida  de  Gran Bretaña de la UE, la ratificación por parte de  Italia,  las  impugnaciones a los respectivos  Tribunales  Constitucionales de Hungría y Alemania, … Con la firma de Austria el 18/01/2022 se completa la lista de 13 estados firmantes necesarios para entre en vigor el Protocolo de Aplicación Provisional.

Características de la Patente Europea con efecto unitario o Patente Europea Unitaria

  • Tiene carácter unitario en todos los Estados miembros participantes y por tanto los mismos efectos en todos ellos, por lo que sólo podrá limitarse, transferirse, revocarse o extinguirse con respecto al conjunto de esos Estados miembros.
  • Constituye una categoría específica de Patente Europea, por tanto será la Oficina Europea de Patentes la encargada de tramitar y resolver las solicitudes de Patentes Europeas y, llegada su concesión, de:
    • Gestionar la petición de efecto unitario.
    • Publicar las traducciones durante el periodo transitorio.
    • Recaudar y anotar los pagos de las Anualidades.
  • La  elección  de  esta  vía  es  opcional  y  podrá  coexistir  con  la  de  las  patentes nacionales y europeas. En consecuencia, una vez concedida una Patente Europea, podrá optar por:
    • Como  actualmente:  validar  la  Patente  Europea  en  determinados  Estados contratantes del CPE, ya sean miembros o no de la Unión Europea o de la Patente Europea Unitaria.
    • Una  Patente  Europea  Unitaria  para  los  25  Estados  que  han  suscrito  estos acuerdos y validar la Patente Europea en otros Estados contratantes, ajenos a la Patente Unitaria, elegidos a conveniencia del solicitante entre los países que no forman parte de la Unión Europea, o que no han suscrito estos acuerdos: España y Croacia.

Régimen Lingüístico

  • Puesto  que  la  tramitación  de  Patente  Europea  Unitaria  se  efectúa  como  una Patente Europea común, se acogerá a las normas existentes y se tramitará en una de las lenguas del procedimiento (inglés, francés o alemán), con traducción final de las reivindicaciones a las otras dos lenguas oficiales.
  • Durante  un  periodo  transitorio,  que  durará  hasta  que  no  se  dispongan  de traducciones automáticas de “elevada calidad”, la solicitud de efecto unitario se ha de acompañar una traducción completa, que será publicada por la EPO:
    • al inglés, si la lengua de procedimiento ante la EPO es el alemán o el francés, o
    • a otra lengua oficial de los Estados miembros y de la Unión, si la lengua de procedimiento ante la EPO es el inglés.
  • Pasado el periodo transitorio no se exigirá ninguna traducción, salvo en caso de litigio, en el que el titular tendrá que aportar una traducción completa a una de las lenguas del Estado miembro en el que haya tenido lugar la infracción, o en el que tenga su domicilio el infractor; además de una traducción a la lengua del procedimiento del Tribunal competente.

Sistema jurisdiccional para litigios en materia de Patentes

En  2012  el  Parlamento  Europeo  también  aprobó  el  sistema  jurisdiccional  para  litigios  en  materia de patentes, alentando a los Estados a ratificar el Acuerdo por el se crea el Tribunal Unificado de Patentes. Este Tribunal tendrá competencia exclusiva respecto de las acciones judiciales referentes a la validez o violación de una Patente Europea Unitaria y a las Patentes Europeas concedidas en los Estados miembros. De esta forma se elimina el riesgo de que se incoen diferentes causas en distintos Estados sobre la misma patente, así como que pueda haber diversas sentencias sobre un mismo litigio en uno u otro Estado.


El Tribunal Unificado de Patentes estará formado por Tribunales de primera instancia, con divisiones  locales,  regionales  y  centrales,  estos  últimos  con  sede  en París y Múnich y un  Tribunal de Apelación ubicado en Luxemburgo.

¿Cómo afecta este sistema a los solicitantes de Patentes Europeas?


La adopción de este sistema unificado favorece claramente los intereses de las empresas, puesto que independientemente del  país del titular, podrá optar por esta nueva vía que  abarata de forma sustancial la validación y el mantenimiento de las Patentes Europeas concedidas. Y, cuando no exista interés más que en unos pocos países seguirá teniendo la oportunidad de validar puntualmente en ellos.